¿Es seguro viajar con niños por el mundo? Accidentes y enfermedades.

Uno de los miedos más frecuentes que nos asalta a la hora de planear un viaje con niños es el hecho de que enfermen en el destino. Sobretodo si el lugar pensado está lejos de casa y con otro idioma.

Esta preocupación totalmente lógica, motivada por el desconocimiento de la sanidad en el país, las diferentes enfermedades endémicas, los dichosos mosquitos y porque somos humanos y el miedo nos protege. Puede hacer que abandonemos la idea antes de tiempo.

Por eso, hemos preguntado a 18 diferentes bloggers que viajan con sus hijos, para que nos cuenten sus experiencias reales.
Familias que tienen formas muy diferentes de viajar. Desde viajes cortos y vuelta a casa, hasta viajes de largo recorrido o familias que viven en movimiento.

Aclarar que en esta selección el orden de presentación no expresa preferencia alguna. Son todos tan importantes como necesarios en el mundo de los viajes con niños. !Preguntas dentro!…

¿Cuál es la situación /anécdota por la que has tenido que acudir al médico para que atendieran a tus hijos, mientras viajabas?

¿Qué recomendaciones darías a los padres que tanto temen viajar, por el hecho de que enfermen sus hijos?

FAMILIAS EN RUTA

R.1: De momento hemos tenido suerte. Nuestros hijos tiene ahora 8 y 12 años. Hemos viajado mucho por Centroamérica, Marruecos, Sudamérica, India y el Sudeste asiático con nuestros dos hijos y la verdad que solo una vez en Panamá tuvimos que consultar a un especialista por un impétigo que iba a mil por hora. Aparte de eso solo otra vez en la India por una diarrea sin fiebre que por suerte quedó en nada .

R.2: Que tomen precauciones pero sin alarmarse o tener miedo. Muy interesante informarse de las condiciones del destino a visitar y vacunar cuando sea realmente preciso. A fin de cuentas las familias turista occidentales tenemos suerte con las condiciones de nuestros viajes. Controlar que el agua se potable, tener sentido común con la comida, higiene(lavarse las manos es una gran medicina) y precaución ante los mosquitos. Por lo demás lactancia es mano de santo. En definitiva prevención, sentido común , un buen seguro de viaje familiar y lo más importante de todo: no olvidarse de disfrutar.

!No dejes de leer su artículo sobre salud y viajes muy completo y recomendado!

ALGO QUE RECORDAR

R.1: Después de los 3 primeros años de vida viajera en familia por destinos como Sudáfrica, Colombia, Japón, China, Chile, EE.UU, Brasil, Cuba, Islandia, Egipto … a nuestro hijo hemos tenido que llevarlo al médico estando de viaje 0 veces. No es broma. La primera vez que se pilló un constipado fue estando en Madrid. La primera diarrea, también en Madrid sin estar de viaje.

R.2: Lo cierto es que las enfermedades las producen los patógenos a los que estamos más expuestos en los interiores. Cuando viajamos pasamos muchas horas en el exterior, en contacto con el sol, el viento… Son circunstancias que lejos de ser perjudiciales para salud refuerzan el sistema inmune. Si pudiéramos ver la cantidad de virus y bacterias que hay viviendo dentro de un centro comercial nos animaríamos más a sacar a nuestros hijos a jugar al exterior.

Esta familia experta en documentales acaba de lanzar “Hola, Mundo”, de obligada visualización si te animas a viajar con niños. Puedes además ver el contenido extra y emocionarte con su historia.

VIAJANDO CON PRINCESAS

R.1: Gracias a dios nunca hemos tenido que asistir a ningún hospital ?. Eso sí, siempre llevamos con nosotros un botiquín con todo lo necesario y medicinas para todos. Lo más importante es siempre llevar un buen seguro medico que responda en cuanto lo necesites.
Nosotros desde siempre hemos confiado en Iati Seguros, que cuenta con un excelente seguro familiar.

R.2: Nuestra recomendación sería que no tengan miedo. Que lo que te pase aquí también te puede pasar allí. Tal y como contábamos antes, con llevar un botiquín de primeros auxilios y un buen seguro médico, no tendrás de que preocuparte. Hay que tener en cuenta que los seguros médicos trabajan con los mejores hospitales privados de cada lugar en el que te encuentres.

David y Sara llevan años viajando con sus dos hijas Naiara y Noa. En su blog encontraras un montón de tips y recomendaciones. Y las historias de su Instagram son super divertidas narradas por sus dos princesas.

LIGRONES EN RUTA

R.1: Cuando decidimos ir Tailandia, fue una decisión tomada a dos semanas vista así que la preparación fue fugaz. Maletas, billetes, papeles, visado, vacunas…. Y precisamente hubo una de las vacunas que necesitaba dos dosis, una en ese momento y otra dentro de una semana, al menos en España, pero nos íbamos en menos de una semana así que esa vacuna, que era la de la encefalitis japonesa, no nos la iban a poner. Sin embargo nosotros dijimos que nos la pusieran y ya buscaríamos en Tailandia donde ponernos la otra dosis. Así que estando en Chiang Mai, nuestra única visita al hospital fue para ponernos los 4 esa vacuna. !Y nunca nos habían puesto un pinchazo tan tan suave! El hospital de pediatría tenía una sala de espera con una nave espacial enorme para jugar y muchos juguetes. El trato fue excelente. No tenemos queja.

R.2: Lo primero es ver cuales son esos miedos, si son irracionales o si simplemente son hechos. Por ejemplo, si te vas a un lugar donde el hospital mas cercano esta a 2 días en coche y no hay otra forma de llegar, eso es un hecho, lo sabes y puedes elegir no ir. Si donde vas hay un hospital, pero no te fías de la sanidad de ese país… pues entonces infórmate de cómo es la sanidad allí y toma tu decisión.

En todos los sitios hay niños y seguramente al sitio que estás pensando ir hay hospital y médicos capacitados igual que hay medicinas. Que tal vez no tienen las técnicas más modernas o las mismas que en tu país, puede ser… para ello viaja siempre siempre con seguro médico que ofrezca una buena cobertura, que tenga atención telefónica pediátrica las 24 horas y que cubra el traslado de vuelta de toda tu familia a tu país.

Si te interesa los viajes en furgo no te los pierdas encima de su ligroneta, tiene un servicio personalizado para rodar con tranquilidad en @geckocamper.

MAGIA EN EL CAMINO

R.1: Por suerte, la única vez que llamamos al seguro médico para que revisaran a Tahiel fue cuando nos instalamos un mes en Madrid y Tahiel se quejaba del dolor de rodillas. Simplemente lo vinieron a ver, nos pidieron una radiografía y todo estuvo bien. Al parecer, solo dolores de crecimiento.  Nosotros, ya de adultos, lo usamos en varias oportunidades, en China, en Colombia y en India. Sino lo hubiéramos tenido no hubiéramos podido pagar los costos de las atenciones que nos dieron.

R.2: Creemos que el miedo a que se enfermen no debería ser un impedimento para viajar con los peques. Además, viajar no significa irse al medio de la selva amazónica a convivir con una tribu local, hay tantas formas de viajar como personas/familias y todas son válidas. No importa la distancia ni el tiempo, lo que importa en estos casos es que los padres/madres y sus hijos/hijas puedan disfrutar tiempo de calidad juntos y en un ambiente diferente al que están acostumbrados. Los peques se pueden enfermar tanto en viaje como en casa (y creo que más si están encerrados muchas horas). Siempre decimos que en los viajes hay que tener las mismas precauciones que en el lugar donde vivimos y llevar los remedios a los que ellos están acostumbrados.

También recomendamos viajar con un seguro médico, siempre. Por un lado nos da tranquilidad y, por el otro, nos puede ser muy útil en caso de necesitarlo. Ante una situación de fiebre, tomaremos las mismas acciones que en casa. No nos asustaremos, intentaremos bajarle la fiebre como siempre lo hacemos en casa y llamaremos al seguro médico. Creemos que, al igual que en casa, lo importante es no perder la calma y actuar en el momento. Además, siempre recomendamos visitar a la asistencia al viajero de la ciudad donde vivan.

Aldana y Dino llevan 10 años con su proyecto solidario de magia en el camino, recorriendo escuelas rurales y arrancando sonrisas a los más pequeños. En su Instagram encontrarás consejos para viajar en familia.

VIVIENDO POR EL MUNDO

R.1: En nuestro primer viaje con Axel cuando tenía 5 meses y medio empezó a tener muchos mocos y una tos muy fea que incluso parecía que se ahogará…Lo llevamos de urgencia al hospital y resultó que tenía una laringitis aguda y necesitaba antibiótico…en unos días se recuperó. Pero claro como padres primerizos y con Axel tan pequeño, no asustamos bastante.

R.2: Nuestra mayor recomendación es viajar siempre con seguro médico sin lugar a dudas, ya lo hacíamos antes de tener a Axel pero ahora, con mucho más motivo. Además de esto también es muy importante para nosotros, desde que viajamos con nuestro bebé, (por el momento y hasta que Axel sea un poco más grande) viajar a lugar dónde no tengamos que vacunarlo en exceso, que haya hospitales en condiciones, que no sea un destino peligroso y sobre todo que no sea un lugar en el que haya enfermedades graves instauradas en el país. A la hora de buscar un alojamiento también tenemos en cuenta que haya hospitales cerca y servicios mínimos como supermercado y farmacia.

¿Qué aún y tomando precauciones se pueden enfermar? Seguro que sí, pero vamos, tienen más riesgo de enfermar-se en una guardería llena de niños que viajando eso seguro ?

Ivan Y Erika, dieron la vuelta al mundo durante más de dos años y ahora que tienen al pequeño Axel, estamos seguros que ya están preparando su gran aventura a tres.

TRAVELINGMYLIFE

R.1: En los viajes que hemos hecho con Biel, uno por Italia y el otro por Asia: Tailandia, Malasia y Singapur nunca hemos necesitado acudir al médico. En ese momento tenía menos de 1 año. Fuimos al pediatra especializado en vacunas internacionales antes de viajar para informarnos de las vacunas que eran necesarias para los países que teníamos en mente conocer y preparamos un botiquín para tenerlo en caso de necesidad, pero por suerte tampoco fue el caso.

R 2: Les aconsejaríamos que se informen con profesionales, el pediatra de confianza le indicará siempre las precauciones y vacunas que necesita el bebé-niño en cada caso. Incluso habiendo alergias no tiene porque haber ningún problema para viajar. Tomad las precauciones que tomarais para vosotros mismos, viajar siempre con seguro médico, eso es fundamental. Un botiquín completo también ayuda a tener a mano medicinas en caso necesario.

La mayoría de destinos disponen de sanidad, por tanto no sufráis porque en caso de ser necesario vuestros hijos serán atendidos igual como lo serian en vuestro país, enfermar lo hacen igual en casa que fuera. Es más, creemos que enferman más estando en la escuela infantil que fuera de ese ámbito. No os limitéis a viajar por los hijos, o miedo a que enfermen, es tan bonito ver el mundo a través de sus ojos. Sin duda será el mayor viaje de todos.

Angel y Monica y su pequeño “mini wander”, están preparando un proyecto chulísimo de bodas exóticas como la que ellos mismo vivieron en Thailandia. !Mucha suerte!

VIAJANDO CON MANUELA

R.1: Es cierto que en alguna de las rutas que hemos hecho nuestra pequeña se ha puesto mala, pero afortunadamente no ha llegado a más y no hemos tenido que acudir al médico, aunque cerca hemos estado. Para nosotros viajar con niños es una montaña rusa y a pesar de fiebres altas, dolores de oído y gastroenteritis en medio del viaje no nos ha quitado las ganas de seguir disfrutando.

R.2: Nosotros recomendamos llevar siempre un pequeño botiquín con termómetro, tarjeta sanitaria y medicamentos para bajar la fiebre y aliviar el dolor de los pequeños. Y solo una cosa más, disfrutar y dejarse llevar por las emociones y situaciones que surgen de viajar en familia.

En su blog tienen muchas recomendaciones sobre sitios que visitar con la casa a cuestas. Además podrás alquilar con ellos tu autocaracavana y probar si esta forma de viaje esta hecha para ti.

FAMILIA SIN FRONTERAS

R.1: En un año de viaje con 4 hijos la única vez que acudimos a un médico fue por un corte sobre la ceja de nuestro hijo de 6 años. Un accidente casero, una pirueta mal calculada que termino en 4 puntos. Este pequeño accidente ocurrió en Guayaquil pero podría haber pasado también en la sala de nuestra casa. Así que viajar no es el tema. Fuimos a un servicio de urgencia lo atendieron de maravilla y se soluciono muy rápidamente !Fuera de eso nada más!

Un niño feliz y acompañado de sus padres  no se enferma. Si uno toma las precauciones básicas de alimentación , higiene y sobretodo mucho amor un niño no necesita enfermarse . Y en caso de hacerlo son cosas totalmente benignas propias del crecimiento .

R.2: Lo que más enferma a los niños es el nerviosismo de sus padres ? y no es broma . Las únicas dos veces que tuvimos una fiebre del más chiquito fue luego de alguna rotura mecánica que nos puso a los padres los pelos de punta .  Así que adelante y a salir a ver el mundo con los más pequeños que en caso de necesidad, médicos hay en todas partes.

!Síguelos en Instagram y verás que no con uno, ni dos, ni tres sino con cuatro niños también es posible!

RUTA DEL MATE

R.1: Durante nuestros viajes, hemos tenido que ir al médico un par de veces a buscar tranquilidad, por eso de “no dejarlo pasar por si acaso”. La mayoría de ellas resultó ser un simple resfriado. Pero aún hoy recordamos la primera vez porque Benji tenía tan solo 3 meses y no se trataba justamente de un resfriado.

Estábamos en Plovdiv (Bulgaria) y en un descuido tonto de esos que te vas por un ratito de la habitación, Benji se cayó de la cama. Solía dormir casi sin moverse, pero ese día giró, rodó y se cayó. Lloraba bastante pero en general parecía estar bien. Era claramente el susto lo que lo tenía así. Pero a su vez tenía terrible moratón en la frente, así que no podíamos pasarlo por alto.

Desde la aseguradora nos preguntaron cómo estaba, le transmitimos nuestra preocupación porque era muy bebito, por el moretón, porque somos primerizos, era la primera vez que pasaba y encima lejos de casa. Entonces quedaron en que nos iban a conseguir un médico al día siguiente (domingo).

Ya eso no nos gustó mucho. Pero luego la sorpresa mayor llegó por la mañana cuando nos llamaron del seguro para decirnos que no había citas para darnos ese día y que como teníamos la tarjeta europea que fuéramos a un hospital público. Eso terminamos haciendo de mala gana, porque pensábamos: ¡para qué pagamos un seguro de viaje entonces!

Por suerte nos atendió una pediatra búlgara super amorosa que sabía inglés, nos tranquilizó y todo quedó en una anécdota y susto.  Obviamente que esta experiencia no quita las ganas de viajar con seguro médico. Lo hacemos siempre y recurrimos a ellos ante cualquier eventualidad.

R.2: Tengas o no miedo de que se enfermen tus hijos, lo que me parece importante hacer antes de cada viaje es: Contratar seguro de viaje: para mayor tranquilidad a la hora de viajar, no solo por los hijos, sino por todo el grupo familiar. Nosotros somos argentinos viviendo en España y hasta para visitar nuestro propio país contratamos uno. Consultar con vacunación internacional acerca del destin. Preparar un botiquín con lo básico.

Algo adicional: Averiguar con anticipación dónde está el hospital más cercano en caso de tener que ir de urgencia a una guardia. Luego, durante el viaje: Tener a mano el teléfono del seguro. Higiene personal y de lo que se come.

Juan, Flor y Benji fans de las rutas, de los destinos inusuales y del mate, creen fervientemente en que mundo es la mejor escuela, tanto para los papás que aprenden en cada viaje algo nuevo como para Benji y su curiosidad.

LOS MUNDO PROYECTAN

R.1: Bueno, aunque los niños casi no se han enfermado, la verdad es que sí hemos acudido al médico alguna vez. Pero ha sido más por miedo a lo desconocido que por otra cosa. Recuerdo el día que entré en las urgencias de un pueblecito de Perú con Dhara vomitando. Yo creía que era mal de altura y estaba muy nerviosa. Resultó ser una simple gastroenteritis. Y lo que más gracia me hacía es que la salsa sonaba el box de urgencias.

R.2: Por experiencia, los niños se enferman menos de viaje que en casa. Puede ser porque están todo el día al aire libre y siguen sus ritmos vitales. En lugar de estar metido en un aula llena de virus.

Es cierto que cuando un niño s enferma de viaje nos entran todos los miedos, ¿será una enfermedad tropical?,¿mal de altura?… el miedo propio a lo desconocido. Por eso, lo mejor en esos casos es acudir a un médico, ellos te sacarán de dudas. ¡Tranquilos! Hay niños y médicos en todo el mundo. Confía en la gente del lugar que te ayudará en todo momento. También aconsejamos viajar con seguro médico para que le puedas dar a tus hijos la mejor atención.

Además de eso, nosotros intentamos mantener una alimentación lo más saludable posible y respetar sus tiempos. Los niños se agotan si los llevas a hacer visitas turísticas todo el día.  Y bueno, también evitamos zonas potencialmente peligrosas, que normalmente suelen estar bastante localizadas.

Resumiendo: Los niños de viaje enferman menos. Encontrarás médicos en todo el mundo. Viaja con un seguro médico. No corras riesgos innecesarios. !Disfruta del viaje!

Esta familia numerosa que viaja por el mundo encima de su camión “rum rum”, graban documentales sobre la diversidad de las familias en el mundo. No te los pierdas en su canal de youtube.

EL MUNDO A NUESTROS PIES

R.1: En los primeros años de Sofía, tuvimos algunos inconvenientes de salud con ella y su aparato bronquial.  Por lo tanto estaba en permanente tratamiento preventivo de asma. Así que en los viajes extremamos precauciones pero algunas veces el cuerpo de ella respondía frente a los cambios repentinos de clima.

En el viaje a Brasil, en la última noche estando en Ihla Grande, Sofi tenía un año recién cumplido y tuvo una crisis de asma. Viajábamos siempre con todo el botiquín completo por lo que decidimos hacer todo el procedimiento de rescate para que salga de la crisis. Estábamos en una isla con una pequeña sala de salud y era de madrugada, lo mejor era actuar rápido y como sabíamos hacerlo, lo hicimos.

Sofi comenzó a respirar bien por lo que esperamos al día siguiente, tomamos el vuelo de vuelta que ya teníamos programado y al llegar a casa la llevamos al centro de salud que la venía atendiendo. En ese caso fue primordial tener en claro las señales de alerta que nuestra hija ya sabíamos que desarrollaba.

En otros momentos, hemos tenido que acudir a los servicios médicos en función de nuestra cobertura de viaje por situaciones de bronquiolitis y derivados. Pero siempre fueron situaciones que requerían una medicación concreta y rápidamente se resolvían.  Una vez que Sofia atravesó su cuadro de asma temprano (desde los dos años que ya no tiene crisis bronquiales), por suerte no tuvimos más sucesos de ese tipo, aunque viajamos mucho tiempo más con la medicación de emergencia por cualquier posible suceso.

R.2: Los chicos se enferman estando en casa o viajando, es indistinto. Lo importante es que previamente a viajar lo consulten con el médico pediatra de cabecera y que éste determine si necesitan alguna vacuna en particular, alguna medicación por urgencia, etc.

En nuestro caso, antes de viajar a la altura le consultamos a la pediatra qué hacer si el mal de altura le afectaba o cuando viajamos a Colombia o Brasil, cómo protegerla de las picaduras de insectos varios.

Por otro lado, es muy importante viajar siempre con seguro médico confiable y tener a mano los modos de contacto con el mismo ante cualquier emergencia.

Es muy importante además confiar en nuestro instinto como padres y madres. Si vemos alguna señal de alerta, acudimos al médico, sin miedo, por precaución. Así como lo hacemos en casa, en los viajes nos tenemos que comportar de la misma manera.

Yamila, Marcelo y Sofia, como ellos mismo se definen “una familia de esas normales” que en cuanto pueden, solo tienen un objetivo, viajar. Subiendo a un avión o el transporte que sea, para comenzar una aventura y “coleccionar momento y no cosas”. Síguelos en su Instagram para ver que nuevos destinos les esperan.

CON LOS NIÑOS EN LA MOCHILA

R.1: Pues, la verdad, es que en los quince años que llevo como madre, sólo hemos tenido que acudir al médico con los peques durante un viaje en dos ocasiones. Y ambas fueron por una gastroenteritis. La primera cuando fuimos a un resort de Punta Cana. Fue en nuestro primer viaje al extranjero con nuestro primer hijo. Entonces tenía unos 2 años. La segunda cuando nuestra mediana tenía unos 5 años, en París. Se le ocurrió ponerse a vomitar justo cuando estábamos facturando para coger el avión de vuelta a España. El momento más inoportuno que podía haber. Llegamos a pensar que no podríamos coger el avión ya que hasta que el médico del aeropuerto no diese el visto bueno no nos dejaban embarcar.

R.2: Lo primero que les diría es que no tengan miedo. Que si ese miedo les impide viajar, se perderán experiencias maravillosas. No por salir de viaje, se van a poner enfermos. De hecho, yo creo que es justo al revés. No obstante, entiendo esos miedos. Nosotros tuvimos mucho miedo esa primera vez. Era el primer viaje que hacíamos con nuestro primer hijo, a un lugar a miles de kilómetros de casa. Y, para colmo, no nos gustó la atención médica que recibimos. Todo por falta de experiencia. Pero después de eso hemos ido de viaje a muchos otros lugares con nuestros tres peques. Y como os decía antes, sólo hemos tenido que ir a un médico en dos ocasiones.

Una cosa que aprendimos en aquella ocasión es que hay que viajar siempre con un seguro de viajes, incluso por Europa. A nosotros nos aporta mucha tranquilidad saber que pase lo que pase, los temas médicos los tendremos cubiertos. Y con una aseguradora con la que nos podamos comunicar en español.

Y la otra cosa que les recomendaría es que, si les preocupa este tema, comiencen por escoger un destino que sanitariamente hablando les aporte más tranquilidad. La cuestión es que te lances a viajar. No importa que no sea muy lejos. Puedes empezar haciendo viajes por dentro de España. Luego animarte a viajar a algún lugar de Europa. Y así, cuando veas que no pasa nada y que lo disfrutas un montón, seguro que se animarán a probar con otros destinos.

Como Maria José bien dicen en su blog, pasar tiempo con nuestros hijos e hijas es muy, pero que muy importante. Y no se refiere al tiempo de las tareas cotidianas. Sino a nuestro tiempo de ocio. Ellos te mostrarán planes para disfrutar con niños y ahora también con adolescentes.

EL VUELO DE APIS

R.1: Durante un año viajando por Sudamérica con las tres niñas pequeñas de 5,7 y 8 años, nunca tuvimos que ir a un hospital. La anécdota realmente fue con Andrés. Que en el desierto se me ocurrió darle le un pastelito de merengue en una tienda sin refrigeración. Evidentemente eso quiere decir que uno cuando esta viajando está muy pendiente de esas cosas en los niños, y nos despreocupados más de nosotros. Realmente cuando estamos de viaje nunca ha habido nada significativo, solo formarse un poquito y llevar un botiquín bueno.

R.2: Lo primero es que los niños cuando viajan suelen estar con sus padres. Y esa parte emocional de estar con sus padres ya es cierta garantía de estar bien, de estar recogidos , de estar con las personas que ellos quieren , de tener la atención que ellos buscan. Esta parte emocional juega un papel muy importante, puesto que están 24 horas con papa y mama.

Por otro lado conocerlas bien nos ayuda mucho, puesto que sabemos que si nuestros hijos son propensos a tener lombrices, pues ya no llevaremos un botiquín genérico sino que estaremos preparados para aquellas cuestiones que sabemos normalmente les afectan.

Luego ser muy preventivos informándose del país a donde vamos. Prevención con el tema de agua, frutas y verduras lavadas con agua embotellada y el tema de los mosquitos, con camisetas largas, etc.

Y luego a mi me parece muy útil utilizar el whatsapp. Siempre tenemos algún amigo farmacéutico, enfermero o médico. Y poder usarlo para consultas puntuales esta genial. Además existen seguros médicos maravillosos que te van a dar ese aporte de seguridad. Además el hecho de exponer a los niños también hace que estén fuertes y que estén bien para enfrentarse a cualquier situación. . Realmente bajo nuestro punto de vista el tema de la salud no puede ser un impedimento para viajar.

El vuelo de Apis es el sueño realizado de esta familia numerosa durante un año de viaje por Sudamérica, como dicen ellos mismos para que “no se lo cuenten”. Visitaron experiencias educativas transformadoras para servir de reflexión sobre la manera de educar a nuestros hijos.

VIAJANDO CON CHUPETES

R.1: La verdad que sorprendentemente después de haber estado en más de 20 países desde que emprendimos esta etapa de viajar en familia, sólo una vez acudimos al médico para nuestra hija y fue en España. Cogió una gastroenteritis y nos pilló en Menorca, buscamos el hospital más cercano de nuestro seguro privado, le recetaron suero y lactobacillus, dieta blanda unos días y arreglado. Es lo mismo que si te sucede en tu día a día estando en casa… pero toca adaptar el viaje a según se encuentre el niño.

Un niño si tiene que enfermar se enferma en su casa o en la Cochinchina, no hay que temer que eso ocurra. Hay que pensar que todo va a salir bien y disfrutar del viaje.

R.2: Si se viaja a algún país que requiere alguna vacuna extra habrá que ponerla antes de iniciar el viaje para prevenir. También hay que viajar siempre con un botiquín básico con las medicinas que normalmente usas en casa cuando caen enfermos y un kit para curar heridas.

Pero lo más importante es viajar con un buen seguro de viaje que cubra muy bien a toda la familia, porque si es algo grave ellos se encargan de gestionar todo y evitas preocupaciones.

Andrea y Jorge, dos papas viajeros que juntos a sus dos pequeños Alma y Lucas iniciaron una etapa viajera, recorriendo un montón de países. Viajando escapan de la rutina y disfrutan de tiempo y aventuras los cuatro juntos. !Síguelos en su Instagram!

SOY NÓMADA

R.1: Viajábamos por Malasia, en Junio de 2019, Mi pareja Saioa y mi pequeña de 10 meses Izadi (Nombre que en Vasco significa “todo lo que tiene vida en la naturaleza”). Fue un viaje experimento, un viaje para quitar miedos, prejuicios, el primero de muchos que hemos hecho en familia.

Llevábamos 1 semana viajando cuando a Izadi le subió la fiebre. Estábamos en la reserva natural de Taman negara, a una hora de distancia del hospital más cercano. Lo primero que hicimos fue tranquilizarnos, no había signos para alarmarse, una fiebre y listo. Tiramos de nuestro botiquín para darle apiretal y pasó bien la noche.

La fiebre no subía, era buena señal, pero seguía y tampoco bajaba. La segunda noche fue mala, 39,5 de fiebre, paños de agua, y llamada al seguro.

Ahora sí, era momento de que la viera un médico. Nuestro seguro Iati famoso por su rápida actuación no defraudó. Aunque viendo la dificultad de acceso a nuestra zona, nos daban una opción que no era viable. Viajar durante 8 horas a la ciudad Kuala Lumpur para que la viese un médico.

Tras hablar con ellos, propusimos viajar al Pueblo con hospital más cercano y ver a un médico no concertado por el seguro. Aceptaron sin problemas y al siguiente día, pronto por la mañana recogimos y en 50 minutos estábamos en el hospital.

Tardamos 20 minutos en coger cita, entrar al médico, ver que tenía la garganta rojiza, y salir con la medicina (Apiretal para variar) en un hospital exclusivo para niños que estaba impoluto. Todo nos costó 2,5 €. En España esto es impensable, con la espera que hay tardaríamos la vida en conseguir lo que conseguimos en Malasia.

Así que seguimos nuestro camino hacia las islas Kapas con normalidad y ¡sin pánico!

R.2: Lo que recomendaría a las familias con peques que nos se atreven a viajar y dejan lo que han sido “Para más adelante” es que más adelante seguramente no lo vais a hacer. El momento es ahora, con sentido común, se llega a cualquier parte. El mundo está lleno de gente que te ayuda, y como siempre digo, para nosotros, el acceso a buenos hospitales es sencillo. Hay países que no son recomendables para viajar con peques, está claro, pero hay decenas de sitios que sí.

Es un tesoro que damos a nuestros pequeños, un aprendizaje de vida, valores, solidaridad, momentos mágicos en familia. Era una pasada ver a Izadi Feliz, en la playa, con la gente…

!Joseba es un viajero incansable, y como no podía ser menos su familia va detrás!

LOS VIAJES DE ALBA

R.1: Estando de viaje, por suerte, nunca hemos tenido que acudir al médico.  La única vez que lo utilizamos pero no llegamos a ir al medico fue estando en El Valle de Mosela.

Aria tenía 6 meses y tuvo la varicela. Le empezaron a salir los granitos dos días antes de volvernos a casa. Por lo que decidimos (aunque ya habíamos llamado para tener la cita) que la viera su pediatra.

Al final era varicela, y poco te pueden dar, nada más hay que esperar a que se pase.

R.2: La recomendación que les doy es que viajen. Niños hay en todas partes que se ponen malos y hospitales y médicos hay en todas partes.  Importante llevar un seguro de viaje para que todo vaya más rápido y sin problemas.

Nosotros solemos llevar la apiretal, suero por si tiene gastroenteritis y suero para los ojos.

Esta madrileña apasionada de los viajes, junto con Jorge y su pequeña Aria, llevan contándonos sus aventuras desde hace ya varios años. En su Instagram encontrarás un montón de recomendaciones.

6G FAMILIA VIAJERA

R.1: Anécdotas en 25 años de viaje tenemos un montón, pero son pequeñas cortaduras, espinas, cuestiones que dificultan el andar, nada más. Bueno y hasta !una intoxicación! Pero hay una especial, un viaje a China en los noventa, imagínense sin internet entonces. Llevamos a las bebes al hospital y ahí la parte anecdótica fue la traducción. !Todo un desafió!

Cuando le insinue a la doctora que tenía mis medicinas, me pego un grito en Chino que no hizo falta de traducción, que venía a decirme que ella, era la doctora. Nos recetaron unos “polvitos” y el tema fue en el hotel al tener que tomar la decisión de si se lo dábamos o no. Revisamos mentalmente todo el proceso y vimos que no habíamos ido a un chaman, sino seguimos un protocolo médico normal. Así que les dimos los “polvitos” a nuestras peques y al día siguiente estaban bastante mejor.

De vuelta a Argentina, investigamos sobre la droga que nos dio, y vimos que era un medicamento de última generación.

R.2: El miedo a que los chicos se enfermen en el viaje, es un miedo lógico, no hay que tenerle miedo al “miedo”. El punto está en que hacemos con él, y lo suyo es tomar una serie de precauciones. Nosotros tenemos una serie de botiquines, para cubrir lo básico de toda la familia, no únicamente de los niños. Hemos sumado hasta un par de pinzas para poder acomodar los alambres de las ortodoncias en ruta.

En definitiva prever de acuerdo al lugar, las edades, a la situación en general que podría llegar a afectar, más allá de llevar un buen seguro de viaje. Los chicos se enferman mucho menos en un viaje.

De la unión de dos sueños, el del padre de “viajar alrededor del mundo” y el de Alejandra la madre “tener una familia con 4 hijos”, surge esta familia viajera, que llevan viajando juntos alrededor del mundo, por más de 60 países. Cuentan sus memorias viajeras en su libro “Guardianes de sueños” de Eduardo Giusiano.

Y ahora, ¿Dóndes recae tu balanza?

Como has visto es imposible tener controlado todos los factores que pueden influir para que un niño se enferme o tenga un accidente. Es imposible aquí y allí. Todavía como padres no tenemos ese “don”. Pero si existen varias premisas a tener en cuenta a la hora de viajar con niños y que expertas familias viajeras tienen muy asumidas.

!No te olvides de!…

Contratar un seguro médico. Pero es necesario que ese seguro sea eficiente, rápido y bueno. En el mercado existen mil pólizas que te pueden dar una cobertura mediocre, por eso investiga y no escatimes en este gasto. Nosotros llevamos años viajando con Iati y ahora que somos familia, estamos encantados con su servicio telefónico de pediatría. Si quieres un 5% dto, contrátalo aquí.

Acude a los centros de atención al viajero del ministerio de sanidad. En ellos te darán toda la información actualizada sobre la situación sanitaria de los países y las vacunas necesarias. Además te informarán en prevención de accidentes y !no olvides!.. ir con tiempo, muchas vacunas necesitan de varias dosis espaciadas.

Llévate un botiquín con lo necesario para una atención rápida y sencilla. O la medicación que ya tengas prescrita. Farmacias encontraras en todos los sitios y seguros como el de Iati, también te incluyen entrega de medicación.

Mantén una buena higiene personal y alimentaria. Lavarse las manos es un antídoto poderoso. Beber agua embotellada, y respetar sus ritmos vitales, hará que se minimicen los riesgos. Además piensa que estaremos mucho más tiempo al aire libre.

No corras riesgos innecesarios. El mundo es muy grande y hay lugares donde nos encontraremos más tranquilos y seguros que otros. Poco a poco iras sintiéndote más seguro en lugares más inhóspitos.

!Disfruta al máximo! Si hay algo que tienen todas estas familias en común son sus ganas de pasar tiempo juntos descubriendo el mundo. Aprendiendo en libertad y disfrutando. Porque bien saben que la balanza se inclina más hacia el viaje en familia.

Y NOSOTROS TE ANIMAMOS A QUE CON TU MIEDO TE VENGAS DE VIAJE…. Seguro irá disminuyendo.

¿Nos cuentas como vives tu miedo acerca de la salud/viajes/niños?

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Iratxe
Iratxe

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Nosotros

Nosotros

Somos Iratxe, Abel y Soona, una familia que nos gusta recorrer el mundo en busca de aventuras y buena vibra. ¿Te vienes con nosotros?

La Tribu te regala...

"Cómo viajar en familia y no morir en el intento, 18 claves de éxito y 3 errores fatales"
Gratis

VIAJA EN TRIBU POR ASTURIAS ESTE VERANO

La Naturaleza como vuelta a la normalidad, la Tribu como apoyo en el viaje y lo Rural como aprendizaje

Nos encantaría escuchar tu opinión...